Peticiones surrealistas de huéspedes

¿Te has preguntado qué es lo más raro que puede un propietario encontrarse cuando atiende las peticiones de sus huéspedes? Parece ser que, en algunos casos, no es suficiente con una bonita sonrisa en el recibimiento o un bombón en la almohada para agasajar al invitado en su estancia. Algunos huéspedes pueden aprovecharse para buscar cumplir sus caprichos y las anécdotas para contar entre amigos están aseguradas.

Hoy os traemos una pequeña selección de anécdotas en las que los propietarios de alquileres vacacionales atendieron peticiones muy surrealistas por parte de sus huéspedes ¡Increible!

Una entrada triunfal

Un propietario de una hacienda en Sevilla (casa de campo de tipo palaciega) recibió una reserva de una familia para disfrutar sus vacaciones. Todo iba correctamente hasta que se pusieron en contacto con él para realizar una asombrosa petición…

¡La familia entera quería hacer una entrada a caballo! El propietario quedó sorprendido pero estaban dispuestos a pagar lo que valiese, así que finalmente cumplieron su deseo y recorrieron un kilómetro entero a caballo (cada uno de ellos) hasta la puerta principal de la casa de campo que habían alquilado. Su sueño de pura nobleza sevillana se vio cumplido y fue mucho más barato de lo que se imaginaron.

Todo sea por los hijos

Hay padres que lo darían todo por hacer realidad los deseos de sus hijos (a veces, demasiado). Y este es el caso de la petición de nuestro siguiente huésped…

Te puede interesar  Domotiza tu alquiler vacacional con estos dispositivos

La reserva se realizó con muchos meses de antelación en un piso madrileño. El propietario recibió un mail junto con la solicitud en el que se le pedía que fueran recibidos por “Rapunzel”.

Aunque pueda parecer una locura, todo tiene su explicación. Este entrañable padre quería dar una sorpresa de cumpleaños a su hija con su princesa favorita. Y así fue, el propietario tuvo que ponerse en contacto con una empresa animadores infantiles y la niña pudo abrazar a Rapunzel e incluso vestirse con un traje de princesa ¡Todo un sueño hecho realidad!

Desayuno con diamantes

En un alquiler vacacional que ofrecía servicio de desayuno, unos jubilados no estaban de acuerdo con la comida que se ofrecía.

Los futuros huéspedes mandaron un mail al propietario y le comentaron que no querían nada de tostadas ni café. Su tradición era comer abundantes cantidades de caramelos, golosinas y dulces ¡Querían un banquete de dulces!

Una vez llegaron a su estancia en Marbella, una estantería completa de bombones y dulces les estaba esperando para empezar sus días bien dulces. Se lo prepararon todo para que se sintieran como en un buffet de hotel ¡Pero mucho más personalizado!

¿Y tú?, ¿conoces alguna anécdota o has pedido algo surrealista? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Descubre qué es Rock Rentals.