Algunos propietarios de alquileres vacacionales se encuentran en un mar de dudas en cuanto a cómo hacer que su vivienda sea más atractiva. Es frecuente que se cometan errores, sobre todo al principio, pero la información adecuada puede dar un giro al aspecto de tu propiedad mediante estrategias para optimizar el mobiliario.

A pesar de que el diseño es algo que puede llegar a ser muy subjetivo, lo más importante es detectar cuáles son los errores que podemos estar cometiendo para intentar subsanarlos y aumentar las reservas de los huéspedes.

¿Las primeras impresiones son buenas?

La primera impresión que recibe un posible futuro huésped es la de las fotos que ha visto en la web. La puesta en escena y la iluminación a veces puede ser un error grave que poco tiene que ver con los muebles, así que la mejora de la iluminación debería ser el primer aspecto a tener en cuenta si se detecta como error. De esta forma, se creará un conjunto más armonioso que seducirá a través de las fotos.

Si tu fueras el huésped, ¿Qué necesitarías?

Ponerse en la piel de la persona que llega, pensar como ella pensaría y responder a sus necesidades antes de que estas aparezcan: ¿Dónde va a dejar su ropa si quiere sacarla de la maleta? ¿Dónde podría poner la maleta abierta si prefiere esa otra opción? ¿Pueden dejar con tranquilidad snacks o comida en la nevera?

Pensar como pensaría tu futuro huésped es uno de los mejores consejos que puedes empezar a practicar. Puedes proporcionar espacios concretos como estantes, armarios, perchas, superficies, etc ¡Te lo agradecerán!

Te puede interesar  Básicos que necesitas en tu vivienda de alquiler vacacional

Amueblar alquiler vacacional¿Cómo te sentirías después de un largo día de turismo? Quizás un buen baño caliente en una bañera confortable y una cama especialmente cómoda sea una buena respuesta. Priorizar la calidad de los colchones y almohadas no es algo que los propietarios suelan hacer con frecuencia, por lo que seguro que marcarás la diferencia.

¿Qué pasaría si un día de mal tiempo obliga a quedarse encerrado? Algunas opciones como los juegos de mesa son un clásico, pero alternativas más modernas podrían ser, por ejemplo, una consola de videojuegos o una televisión inteligente con suscripción a una plataforma de series ¡Muy tentador para un día de lluvia!

¿El alojamiento está orientado a su público objetivo?

Hay alquileres vacacionales que suelen ser frecuentados por familias con hijos, en cuyo caso se deberá adaptar el mobiliario a la seguridad de los mismos. Por otro lado, si tu vivienda es muy frecuentada por grupos grandes de jóvenes, quizás debas de orientar más las mejoras del hogar para que disfruten de una bonita fiesta. En definitiva, conoce a tu público objetivo y piensa como pensarían ellos.

¿Muebles con demasiada o poca personalidad?

Un alquiler vacacional tiene un sello distintivo que lo diferencia de un hotel. La decoración en un hotel es fría y de una vivienda se espera un clima más acogedor que tenga más personalidad que una cadena de hoteles. Por ello, comprar plantas artificiales o cuadros muy comerciales puede restar puntos a la experiencia de tus futuros huéspedes.

Sin embargo, excederse en decoración con demasiada personalidad también es un error por el extremo contrario. Las estancias recargadas no crean un buen ambiente y aumenta notablemente la probabilidad de que el huésped no coincida en gusto decorativo contigo.